Continuando con el annus horribilis

Ahora me entero de que, entre otros, en Panamá murió doña Rosario Arias de Galindo, una combatiente por la democracia en nuestro país

Por Mariela Sagel, 28 de diciembre de 2020, El Siglo de Panamá

Continuando con el recuento necrológico que empecé ayer, de personalidades que nos arrebató el año 2020, un año terrible para el mundo entero, se me quedó por fuera el gran escritor británico John Le Carré, cuyo verdadero nombre era David Cornwell, autor de, entre otros, El sastre de Panamá, que después llevaron al cine.

Explicaba en el artículo de La Estrella que la expresión “annus horribilis” la acuñó la reina Isabel II de Inglaterra para describir su año 1992, cuando todos sus hijos rompieron sus parejas y su país enfrentó varias crisis, pero este año que ya agoniza ha sido más que eso y no parece que le vaya a dar tregua al nuevo año que se posesionará en tres días.

Ahora me entero de que, entre otros, en Panamá murió doña Rosario Arias de Galindo, una combatiente por la democracia, a sus casi 101 años. Este virus no discrimina entre ricos y pobres, famosos y anodinos, blancos o negros, mujeres u hombres.

Enfrentamos un año lleno de retos y dependerá de nosotros que remontemos lo perdido en este “annus horribilis” en que el virus nos doblegó casi hasta dejarnos en el piso, y convirtamos lo aprendido en algo positivo para que surja una sociedad más responsable, con valores y enfocada en lo que realmente debe.

La solidaridad, el respeto al medio ambiente, la crítica justificada y no en base a agendas partidistas. Todavía resiento el comentario de una persona allegada que, recién empezada la crisis me dijo, como si fuera Madame Kalalú, que con esto el PRD no se reelegiría

¿Quién en su sano juicio estaba pensando a principios de este año en las elecciones de 2024? Los que perdieron deben de estar es agradecidos que no les tocó enfrentar semejante hecatombe y coadyuvar en lo posible con el gobierno, a buscar las mejores alternativas de recuperación y no andar desorientando a la población.

Que el 2021 nos traiga la aspirada paz social y salud anhelada.
Embajadora de Panamá en Turquía 

Deja una respuesta