Archivo de la categoría: Articulos publicados en 2015

LA HEREJIA DE PADURA

Por Mariela Sagel, publicado en FLACSO, España, en agosto 2015

Leonardo Padura no es un escritor incómodo.  No lo ha sido para el régimen de los hermanos Castro, en su Cuba natal, al menos no lo ha sido como como el recientemente fallecido autor alemán Günter Grass, cuya intromisión política lo hizo merecedor de la etiqueta de ser un intelectual incómodo para muchos.  Tampoco ha corrido la misma suerte que Reinaldo Arenas, ni le ha hecho prometer a sus amigos que no pisarán La Habana hasta que Fidel muera –como Guillermo Cabrera Infante— o ha salido de Cuba como Abilio Estévez. Sus referentes obligados son Virgilio Piñera y José Lezama Lima, aunque también es un gran defensor de los que integraron la llamada “generación perdida”, que si bien no incluía a ningún cubano, enarbola a Hemingway como el que más quiso a la isla.

Pero Leonardo Padura es mucho más que un escritor galardonado recientemente con el Premio Princesa de Asturias. Es un periodista probado en publicaciones como Juventud Rebelde y El Caimán Barbudo en su Cuba natal, donde sigue viviendo en el barrio de Mantilla, en la misma casa en la que nació hace 60 años.  Estudió literatura latinoamericana en la Universidad de La Habana y escribió sus primeros temas de este género en 1983 –Fiebre de Caballos— tres años después de empezar a laborar como periodista.  Esa primera obra es una historia de amor, de la cual no se arrepiente de haber escrito ni publicado.  De férrea voluntad y disciplina de trabajo, ha incursionado en los guiones audiovisuales y logrado un notable renombre como escritor, primero de novelas policíacas y después con los resonantes éxitos “El hombre que amaba los perros” y “Herejes”.

Leonardo Padura en su casa de Mantilla, La Habana, en 2013

Su serie de novelas policíacas, donde Mario Conde es un inspector detectivesco medio burlesco, lo podrían identificar como su alter ego, aunque lo niegue.  En todas hay una crítica a la sociedad cubana, pero no solo en lo político, sino también en la denuncia o referencia a realidades concretas.  Esas novelas le sirvieron de calistenia y de revisión, la primera para su obra mayor hasta ahora, que es la historia del asesinato de León Trotski por Ramón Mercader en México, y la segunda, para asumir que su experiencia como periodista le habían dado una profunda vivencia con la que no contaba y una comprensión de la realidad, además de elevarlo estilísticamente.

El hombre que amaba los perros es un libro que le ha merecido reconocimiento internacional y hace un aporte fundamental a la historia contemporánea cubana y arroja luces sobre ese enigmático personaje que fue el asesino de Trotski. El gran mérito que tiene esa novela histórica es que rellena las lagunas que existen alrededor de todos esos años de polarización política, mediante elaborados recursos literarios creíbles y de cierta forma, gratamente disfrutables.  Para llegar a su publicación, en 2009, Padura investigó por años los personajes en cuestión y aunque nunca pudo conversar personalmente con los familiares de Mercader, sí conserva documentos que sustentan esa portentosa obra.

Pero La novela de mi vida, una obra que no ha recibido la atención mediática que ha tenido Herejes o El hombre que amaba los perros, es la más representativa y evocadora de su novelística que, buscando orígenes de lo cubano, consigue revelar algunas de las constantes más dramáticas y dolorosas de esa nacionalidad. Publicada en 2001 por la misma editorial que le ha editado todos sus libros, Tusquets, ganó al año siguiente el Premio Internacional de Novela Casa Teatro en Cuba y el Premio de la Crítica, pero más importante aún, lo fue llevando al lugar que hoy ocupa en el panorama de la literatura cubana y contemporánea. En ella contrapone tres situaciones que son fundamentales para entender el quehacer de este autor: la vida del primer poeta cubano de importancia, José María Heredia (autor del Canto al Niágara y criado entre la República Dominicana y México a principios del siglo 19), la masonería y la realidad de los que abandonan la isla y el desarraigo que ello conlleva.  Esta magnífica combinación permite no solo comprender los vericuetos históricos que han atravesado los cubanos, –incluyendo a José Martí –, sino arrojar una esclarecedora visión hacia el presente, tanto de manera poética como humana.  Es quizás su trabajo más ambicioso y menos conocido, bien logrado, escrito con compleja y elaborada exquisitez.

Portada del libro “El hombre que amaba los perros”

Con motivo de recibir el Premio Princesa de Asturias y rememorando una pasadita que dio por España el año pasado, país del que ostenta su nacionalidad desde 2011, le dijo al ex editor de Alfaguara, Juan Cruz, que Cuba es hoy día un país desmesurado.  Y eso fue antes del anuncio de la reanudación de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y el inminente fin del bloqueo a la isla, una acción que ha probado ser el fracaso más grande que en materia de política exterior ha tenido el poderoso país del norte de América.

Leonardo Padura es un escritor periodista, o un periodista escritor, que tiene un fuerte sentido de pertenencia, que está seguro de no poder escribir fuera de Cuba y en la que la isla caribeña se convierte casi siempre –o siempre— en una protagonista importante de sus historias.  La recopilación más reciente de sus reportajes, titulada El viaje más largo, reconstruyen personajes pero en forma literaria y no tiene ningún reparo en decir que  esa construcción de referentes de la realidad llevados al periodismo pero a través de la literatura me ayudó mucho a trabajar luego personajes históricos en mis novelas”. Si ahora no vive del periodismo, es un oficio que sigue practicando (es corresponsal de la agencia italiana IPS) porque la creación periodística ha sido su escuela. Y es que como lee el prólogo de El viaje más largo, Padura hace una reflexión sobre el periodismo en Cuba a partir de una frase que expresó Paco Ignacio Taibo, el escritor español-mexicano: “Cuba es el país con mejores periodistas y con peor periodismo que alguien pueda imaginar”.

Portada de “La novela de mi vida”

Analizando este tema y desgranando lo que significa la prensa oficial en un país socialista, es hora, dice, que cambie y se ponga al ritmo de los tiempos.  Esto mismo ha dicho Raúl Castro, que a juicio de Padura es quien ha impulsado en los últimos años los cambios estructurales necesarios para la apertura del mercado en la que ahora se aboca.  Es valioso el análisis que ofrece este documento porque estudia el impacto que sobre toda la estructura de las ciencias sociales tuvo el llamado período especial y la desaparición de la Unión Soviética.  Según el escritor cubano, a pesar de que la cultura de su país es un referente mundial, aún no se ha recuperado del hueco en que se hundió en ese momento.  Por eso hace falta que regrese la práctica del debate, de la discusión de las ideas y solamente eso se lograría con vivir en una cultura de diálogo y la prensa permita que se comente, se cree un espacio desde el que las personas emitan juicios y puedan tener respuestas a esos juicios.

Cuba merece vivir tiempo mejores, con respeto y sin avasallamiento ni imposiciones.  Que salga de la mediocridad oficializada a la que la ha llevado la falta de disenso.  A Padura le gustaría que se convirtiera en un país normal, en el que las personas trabajaran y tuvieran un resultado de su trabajo que les permitiera vivir dignamente. Eso significa que haya una sociedad que logre armonizar sus componentes que ahora están alterados, hay un problema de base económica que el gobierno ha reconocido que se necesita cambiar. Actualizar es la palabra que se utiliza en Cuba para que las relaciones sociales también se normalicen.

 

 

 

 

 

UN PREMIO PARA LOS PAISES DEL PACIFICO AMERICANO

Mariela Sagel/La Estrella de Panamá, Facetas 27 de diciembre de 2015

Los novelistas de la cuenca del Pacífico Americano, que viene desde Canadá hasta Chile, están de plácemes: a inicios de diciembre se presentó en la FIL de Guadalajara (Feria Internacional del Libro) el premio Novela del Pacífico Americano en Español, que no solamente cuenta con una interesante bolsa de $50 mil dólares, sino que tendrá un jurado presidido por Leonardo Padura (cubano), e integrado por Rosa Beltrán (mexicana), Sergio Ramírez (nicaragüense), Noé Jitrik (argentino) y Darío Jaramillo Agudelo (colombiano).  Casi a la par del sustancioso premio, está la edición de la obra impresa por Editorial Siglo XXI y su posterior comercialización.

En el acto de lanzamiento de este importante premio en Guadalajara estuvieron presentes dos de los cinco jurados, Rosa Beltrán y Leonardo Padura, éste último se ha convertido en poco menos que un “rock star” de las letras, recibió el premio “Princesa de Asturias” este año y es considerado uno de los 50 intelectuales iberoamericanos más influyentes en la actualidad.

Dos semanas posteriores al lanzamiento del premio en la FIL (anteriormente, en septiembre, se hizo la presentación en Colombia) se realizó una interesante reunión en la ciudad de Cali, que es el epicentro de este premio, con el fin de evaluar los alcances de lo anunciado hasta ahora y los caminos que hay que tomar para reposicionar a esa ciudad, que fue eje y dínamo hace unos 30 años de las manifestaciones culturales de Colombia, en un centro cultural de excelencia.

Museo La Tertulia, en Cali, Colombia, ciudad donde se dará a conocer el Premio Spiwak

FILANTROPISMO SIN ESTRIDENCIAS

Detrás de todas estas iniciativas está la familia Spiwak, que han creado una fundación con su nombre y que en conjunto con importantes intelectuales y reconocidos artistas de la ciudad de Cali, se consolida a través de este premio, que será altamente significativo para la literatura en primer lugar, y posteriormente para las artes plásticas, el urbanismo y otras manifestaciones artísticas.  Ángel Spiwak, presidente de la fundación, y su hijo Boris, vicepresidente financiero, quien estuvo presente en Guadalajara, son fieles creyentes en que a través de las artes y la cultura es que crecen los pueblos y han puesto sobre la mesa esta apuesta que ha sido aceptada por todo los que han tenido conocimiento de ella.

La semana pasada se llevó a cabo otra reunión en Cali, Colombia, donde asistimos Juan Camilo Sierra Restrepo, crítico de arte, editor, gestor cultural y gerente hasta hace poco del Fondo de Cultura Económica; Darío Jaramillo Agudelo, que será jurado del premio, y quien es abogado, poeta, ensayista y novelista, con una vastísima cultura y la que suscribe, que fui a aportar mis conocimientos en el campo y con el entusiasmo de que de Panamá participen muchos novelistas.

Cali ha sido siempre un sensorium de la diversidad cultural que es Colombia, en ella se dan cita las más disímiles manifestaciones del arte y la creación, y sobre todo, es el puerto de intercambio fecundo con las culturas del continente y del mundo.  La fuerza que tuvo hace 30 años en las artes gráficas fue tanta que llegó a Panamá, pero para quedarse, pues el taller fundado por Pedro Alcántara Herrán, renombrado artista plástico y maestro grabador, hoy director de la fundación, todavía funciona y muy bien, en el Museo de Arte Contemporáneo.

Con la guerra de los narcos y el incremento del poder adquisitivo de éstos en torno a las obras de arte, Cali entró en una especie de lumpenización que dejó a un lado la calidad y excelencia por las tendencias de ostentación y decoración sin gusto que prevalecieron por un tiempo.  Se pretende, con esta iniciativa liderada por la Fundación Spiwak, devolver a la ciudad sus tradiciones históricas y su vocación democrática y festiva, que son un patrimonio intangible de los caleños, tanto en las artes, dramaturgia, cine así como en otras manifestaciones culturales.  Y no hay mejor manera de iniciar este rescate que con este proyecto de valoración positiva de la palabra, a través de la novela, de lo que se quiere volver a ser como ciudad y de lo que proyectan los caleños como creadores y gestores ante el país y el mundo.

PLAZOS Y BASES

La novela en español que concursaría para este importante premio debe tener un mínimo de 150 páginas, ser inédita y deberá ser entregada antes del 30 de marzo de 2016.  Solamente se permite una obra por participante.  El jurado, presidido por Leonardo Padura, se reunirá en Cali del 5 al 9 de agosto para ese día dar el veredicto y la entrega formal del premio, en su versión editada, corregida e impresa, se verificará en el marco de un magno evento que se planea hacer en el mes de octubre de 2016.  La editorial Siglo XXI será la responsable de editar, imprimir y distribuir en todos los países la obra ganadora.

En esta reunión del fin de semana pasado se hicieron visitas a medios de comunicación importantes como El País y El Tiempo, así como reuniones con la Fundación Carvajal y el rector de la Universidad del Valle, al igual que con la Gerente de Cultura de la Alcaldía, con una nueva gestión que tomará posesión el próximo 1º de enero.  Todos de manera unánime respaldaron la magnífica iniciativa de la Fundación Spiwak al diseñar y estructurar este premio con un jurado de tanta calidad y una bolsa de tan valiosa cuantía.

Los interesados en participar y que no tengan aún las bases del premio pueden descargarlas en www.premiospiwak.org.

 *El premio Spiwak lo ganó el colombiano Miguel Botero con su novela “Sueño Blanco”

LA ORTOGRAFÍA TAMBIEN ES RESPETO

Mariela Sagel/El Siglo, 27 de diciembre de 2015

Ciertamente que vivimos tiempos aciagos, no solamente en la falta de respeto que profesan las personas al estar chateando a toda hora y delante de todo el mundo –en estos días, los dependientes, en vez de estar solícitos atendiendo gente, hay que rogarles que dejen de chatear para que lo atiendan a uno— sino que la premura y urgencia con que quieren comunicarse los hace olvidarse de la ortografía, si es que alguna vez la aprendieron.

Hoy día, cualquiera que use un dispositivo electrónico, no debería cometer faltas de ortografía.  Las computadoras, tabletas y hasta los teléfonos inteligentes con los que se chatea a diestra y siniestra tienen corrector en español y en inglés, así que no debería ser una excusa que el teclado táctil lo haga a uno cometer errores.

Lo mismo pasa con las personas de a pie y funcionarios que son entrevistados en la televisión y dicen “haiga”, “hubieron” y otras bellezas de conjugaciones o americanismos populares como “jondear”.  Los medios de comunicación deben jugar un papel muy importante en la forma en que presentan sus noticias, en qué dicen sus figuras estelares en televisión y sobre todo, en que sepan de qué hablan, porque la mayoría de las veces solamente repiten lo que dice el “telepronter” y si éste se equivoca, no saben qué hacer.

Recientemente una persona se sintió ofendida porque yo defendí un artículo cultural que reseñaba un libro.  Mi defensa era en cuanto al libro y su autor, no sobre el tema que trataba, pero ella no lo veía así.  Me puso en mi muro de Facebook: me haz ofendido, cuando debió decir: me has ofendido.  Como inmediatamente me sacó de sus amigos, me sentí secretamente relevada de tener que corregirle su error públicamente.

Más irrespeto hay en cómo uno escribe que en lo que uno escribe.  Un texto lleno de equivocaciones es una falta de respeto, de la misma forma que conjugar el verbo haber en el sopeteado “hubieron” que por más que se corrija no hay manera que lo abandonen.

LAS PRIORIDADES DE LOS TABLEÑOS

Mariela Sagel/El Siglo, 20 de diciembre de 2015

Desde hace algunas semanas se vienen ventilando en los medios de comunicación, especialmente en la televisión, una polémica que hay entre Calle Arriba y Calle Abajo y la Calle del Medio en las Tablas, que han amenazado con violencia a los que están en el bando opuesto.

Los que somos ajenos a estos menesteres vemos con estupefacción que en Las Tablas predomina una sequía rampante, las reses se están muriendo porque no tienen pasto que comer y las cosechas se están perdiendo.  Pero pareciera que lo único que le interesa a los moradores de ese lugar es si va a salir una reina, si van a salir dos o tres, y todo lo que tienen invertido en lentejuelas, canutillos, carros alegóricos, cohetes y demás banalidades.  El asunto no fuera tan preocupante si a diario no se ventilara este pueril e irrelevante diferendo en los medios masivos de comunicación, como si fuera la noticia más importante del día, cuando en el mundo están pasando cosas tan espeluznantes que podemos estar abocándonos a la tercera guerra mundial, y aquí ni nos enteramos. O que en Panamá juzgan el ex presidente prófugo y lo declaran en rebeldía.

Mario Vargas Llosa escribió hace unos años un libro de ensayos titulado “La Civilización del Espectáculo” donde señala que “La creciente banalización del arte y la literatura, el triunfo del amarillismo en la prensa y la frivolidad de la política son síntomas de un mal mayor que aqueja a la sociedad contemporánea: la suicida.  Yo creo que el suicidio colectivo que estamos experimentando viene desde el tema de los carnavales hasta el asunto del fastuoso desfile de Navidad que costó $4 millones de dólares.

Habría que costear cuánto costó por persona el mentado desfile y cuánto representa el ingreso de los carnavales tableños versus invertir en teatros municipales o en el agro de las devastadas provincias centrales.  Enseñar a pescar o darles un pez, esa es la gran disyuntiva.

CUIDEMOS LAS MANERAS

Por Mariela Sagel/La Estrella de Panamá, 26 de diciembre de 2015

Se acaba un período donde se celebra de todo menos lo más importante, la llegada de Jesús al mundo.  La gente se desboca comprando, regalando, insultando en medio del infernal tráfico y comiendo y bebiendo en exceso.  Se acaba también un año de muchas experiencias, para algunos malas, para otros menos malas y para los menos muy buenas o mejor dicho, extraordinarias.  Por todo, lo bueno y lo malo, hay que agradecer a Dios porque las cosas malas que se nos presentan son obstáculos para cambiar el rumbo de cómo hacemos las cosas, y las buenas para que sepamos cuidar lo valioso que tenemos.

Es un tiempo también en el que los acontecimientos políticos no nos han dado tregua, para bien y para mal.  Los numerosos casos de corrupción que se han estado ventilando desde que salió del Ministerio Público una cuestionada y oscura funcionaria, complaciente con el poder ejecutivo, ha permitido a una profesional seria, comedida y sin posturas de diva ni estridencias improvisadas, que ha ido dando pasos en firme hacia el rescate de la institucionalidad de ese puesto, que en los últimos años fue ocupado por personajes tan nefastos como el que pronto concluye su perversa gestión como Presidente de la Corte Suprema de Justicia.  ¿Qué si tengo esperanzas?  Muy a pesar de lo que dicen por todos lados, que no va a pasar nada, que el prófugo en rebeldía (y también en cobardía) no lo van a traer esposado, que se fugará a una isla bajo cuya jurisdicción no es posible la extradición, yo sí tengo esperanzas porque el mayor castigo que puede recaer en una persona como él es el tener todo el tiempo del mundo y no tener en qué emplearlo, ni en maldades, como ha estado acostumbrado, o en agarrar un avión y llevarse a un puñado de mujeres de mal vivir a una playa de Honduras a sus acostumbrados bacanales.

Pero a lo interior también es un tiempo para recomponer nuestras maneras.  No es aceptable que en una cena familiar todos o casi todos estén chateando o con el celular en la mano, como si el estar en un lugar de encuentro, donde hay personas que se les debe respeto, les importara un bledo.  Bien decía mi amigo Frank Kardonski (q.e.p.d.) que cuando invitaba a sus hijos a su casa ponía en la entrada una canasta para que sus hijos, nietos y cónyugues dejaran sus celulares y que no aceptaba que ninguno de los comensales se sentara a la mesa con uno de esos aparatos en la mano.  Es una gran falta de respeto para con quien se comparte la mesa no dejar a un lado esos malditos dispositivos que lo que hacen es que uno converse menos y no preste atención a quien tiene alrededor.  No creo que haya nada tan urgente que no pueda esperar a que uno termine una velada familiar, más si es de Navidad o de fin del año, para contestar.  Se ha vuelto una manía y es un signo de pésima educación, al que los padres e invitados al ágape deberíamos exigir que no se siga con esa práctica.

Otra manifestación de pésima educación es agregarle a uno en un grupo de whatsapp sin que primero se le pregunte si lo permite, y una vez agregado, lo que viene es una hemorragia de rezos, oraciones y sandeces que pareciera que la persona no tiene nada que decir, pero sí se siente en la obligación de escribir.

Las diputadas, que ahora parecen disputadas, nos dan muestras de pésimas maneras al vestirse, nada más hay que ver lo que se ponen algunas de las pocas damas que están en ese órgano del estado.  Parecen que fueran de fiesta o, lo que es peor, de pesca, con escotes pronunciados y hombros afuera.  Debería haber un código de vestimenta para las “madres de la patria”, porque no sería aceptable que un diputado se presentara en short y chancletas.  La mujer del César no solo tiene que serlo sino parecerlo.

EL CHE GUEVARA EN NOVELA GRAFICA

Por Mariela Sagel/Facetas, La Estrella de Panamá, 19 de diciembre de 2015

Una de las magníficas presentaciones de libros a la que tuve el privilegio de asistir en la pasada Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) fue a la de la adaptación a novela gráfica de la afamada obra del respetado periodista estadounidense Jon Lee Anderson, columnista de The New Yorker, “Che Guevara, una vida revolucionaria”.  Mi expectativa era inmensa, casi parecida a la que tenía de escuchar a uno de mis más admirados cronistas y periodistas vigentes, que invirtió cinco años en investigar a profundidad la vida de Ernesto Ché Guevara, un ícono universal del héroe clásico, casi como Ícaro o como Dios, que puso a la disposición del mundo entero el sacrificio por sus ideales, y por cambiar ese mismo mundo que se le hacía injusto.

Esta biografía, que fue publicada en inglés por primera vez en 1997, el mismo año en que aparecieron finalmente, después de treinta años, los restos del guerrillero ultimado en Vallegrande, Bolivia, gracias a las declaraciones que Anderson pudo arrancarle al militar que comandaba la patrulla que lo capturó, es considerada la mejor.  El periodista investigó en nueve países, consultó 220 libros, abrió archivos hasta entonces cerrados y estableció una buena relación con la viuda del Ché, Aleida March, que a su vez abrió otros archivos, hasta entonces vedados a los ojos del mundo.  No es su biografía oficial, es voluminosa y muestra toda la gama de grises de una personalidad y una vida como la que tuvo el revolucionario argentino que fue apartado por el mismísimo Fidel Castro de sus labores al frente de la Revolución Cubana por su tendencia maoísta.

Portada del II tomo de la biografía del Ché Guevara, escrita por Jon Lee Anderson

EL CHE, HÉROE Y DEMONIO

Para todos los que tenemos un mínimo de curiosidad y otro de responsabilidad por conocer la historia es propia la leyenda del Ché Guevara, llevada a producto de consumo turístico en Cuba después del período especial y de la reingeniería que hubo que hacerle a la Revolución Cubana.  No solo Anderson fue seducido por este personaje, lo han sido muchos escritores como Paco Ignacio Taibo II y otro montón, a favor o en contra, pero lo importante es que para nadie es desconocido el joven médico que sufría de asma y cruzó las Américas en motocicleta. Iba con sus libros de ideología marxista por el continente, en pleno apogeo del imperialismo estadounidense y de los golpes militares, que alimentaban su toma de consciencia en las desigualdades que veía en los países que visitaba.  Según Jon Lee, el momento clave sería su estancia en Guatemala, en 1953, donde vivió el derrocamiento, auspiciado por Estados Unidos, del Gobierno democrático de Jacobo Arben. “La indignación social, la rabia, hizo de gatillo ideológico para él”. Según el biógrafo, “allí dejó su búsqueda ideológica y se paró en el peor momento, con el estalinismo”. Porque, para Anderson, cuando murió Ernesto Guevara, en 1967, “estaba madurando ideológicamente; con el tiempo, se hubiera moderado”.

Presentación de la novela gráfica, II tomo, con Jon Lee Anderson y el ilustrador a cargo de la obra José Hernández

NOVELA GRAFICA

Esta nueva versión de la biografía más completa escrita por uno de los mejores cronistas de nuestro continente fue adaptada por José Hernández desde hace un año y editada por la Editorial Sexto Piso y Conaculta, el Consejo Nacional de las Artes y la Cultura de México.

En su presentación en la FIL, Hernández decía, en forma jocosa, ¿”Qué pensaría el Che si supiera que su mejor biografía la escribió un gringo”?  Hernández es un caricaturista mexicano, codirector de la revista de humor político “El Chamuco” y parte del equipo gráfico de “La Jornada”.  Tanto él como Anderson trabajaron un año en esta ilustración que por lo denso del material escrito fue dividida en tres partes, siendo esta la segunda y la que comprende la estadía del Ché en Cuba.  Los números 1 y 2, que se escenifican en México y en Bolivia respectivamente, aún no han sido editados.

“Yo quería contar una historia y no nada más ilustrar la biografía. No poner datos históricos y fechas con monitos, sino contar lo que le pasaba al personaje“, aseguró Hernández. Y logra hacerlo al desmenuzar la biografía en un relato no lineal, que parte con la carta que le escribe el Che a Fidel Castro al dejar Cuba en 1965 y a partir de ella el relato vuelve a los episodios más importantes en forma de “flashbacks”.  Para Anderson, la adaptación de su biografía ha sido interesante, pero no fue un proyecto fácil.

Estuvieron de acuerdo en algunos temas y en otros no, pero siempre se mantuvo el diálogo entre ellos y eso se notaba en la presentación, donde un Jon Lee, con un español impecable, hizo referencias hasta jocosas de las instancias del proceso.  Todos los presentes saben que este relanzamiento es una oportunidad de hacer accesible la historia del Che a las nuevas generaciones.

Una buena anécdota relatada por Hernández es lo que pasó cuando éste trató de “hacer trampa” utilizando fotos del Che que no pertenecían a la época específica del relato. “Jon se dio cuenta de inmediato”.  A tal punto hubo independencia de criterios que el ilustrador se resistió a utilizar la icónica foto del Che con boina negra mirando al horizonte que aparece en posters, camisetas y murales en todo el mundo tomada por Alberto Díaz Korda. En la novela gráfica el episodio es retratado con el Che de espaldas, mirando a Korda retratarlo.

La historia de este ícono de generaciones sigue presente, ya que el Che representa “una especie de Cristo moderno”, es decir, la “estampa misma del idealismo implacable, del guerrillero, del visionario. Del hombre que está dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias por sus ideas”, asegura Anderson.

La novela gráfica busca rescatar las partes más desconocidas del líder revolucionario, como su relación con su madre y con su primera esposa.  Hernández reconoce que no se puede contar todo. “Hay muchas cosas que se quedan, muchas que no están contadas. Pero el criterio de selección fue que la historia se fuera contando”, aclara.

Después de 48 años de su muerte, el Che sigue dando de qué hablar a personas de todas las edades. “Tiene un contenido político que trasciende culturas y tiempo”, señala el autor de la biografía más conocida del Che, el periodista Jon Lee Anderson. “El Che siempre es relevante, más allá de las modas. Es un tipo de hombre necesario: idealista y coherente”, coincide Hernández.

SER JUEZ Y FISCAL

Por Mariela Sagel/La Estrella de Panamá, 19 de diciembre de 2015

El día de hoy se cumplen 26 años de la cruenta invasión que sufrimos los panameños por parte de los Estados Unidos para remover del poder a “su hombre en Panamá”.  Innecesaria, cruel y feroz, 26 mil hombres vinieron por Manuel Antonio Noriega, pero él fue a refugiarse en las sotanas del Nuncio y se entregó voluntariamente a la justicia estadounidense.  Pasan los años y no hay político que se atreva a decretar el 20 de diciembre como duelo nacional.  En esto hemos debido convertirnos, en jueces y fiscales, para valorar en su justa dimensión lo que se llamó “Just Cause” pero fue al final “Just Because”.

He quedado perpleja más no sorprendida por el reciente artículo de Mario Rognoni, en su columna de los martes en este diario, donde en resumidas cuentas, defiende la gestión de Ricardo Martinelli, como un presidente con visión.  Trataré de orientar al amigo dentro del respeto que se merece, para que no quede duda que la única visión que tuvo el prófugo en rebeldía fue la de enriquecerse aún más.

Dice Mario que Martinelli soñó con proyectos como el Metro, el Metrobus, la ciudad hospitalaria, la cadena de frío, los pasos elevados e intersecciones espectaculares, mercados de abastos, expansión de Tocumen, aeropuertos en France Field y Rio Hato, proyecto Curundú, ampliación de carreteras, etc.

De todas estas obras de sueño, las únicas que se concretaron fueron el Metro, –porque estaba diseñada y concebida desde 1998— y Curundú.  El Metrobus ha tenido un sinfín de traspiés y ni hablar de la cadena de frío, la ciudad hospitalaria, el aeropuerto de Río Hato, que murieron en su cuna o son hoy obras muertas para la actual administración.

No creo que Ricardo Martinelli necesitara de las sabias acrobacias fiscales de su ministro de Economía, pues él se las sabe enteras: ha jineteado la plata de sus proveedores durante más de 20 años en su cadena de supermercados.  En relación a su conocimiento no o no de quiénes coimeaban (además de él) es ampliamente conocido que todos los acusados o sindicados indican que tenían órdenes directas de sus allegados o su banda de Alí Baba de que le tocara un pedazo a él.  Conociendo su personalidad no se le escapaba una, y si sospechaba que alguno estaba haciendo travesuras, sin empacho le hubiera dicho que o le daba a él o iba para afuera.  Defender que nunca supo que el director del PAN estaba en grandes negocios es como afirmar que no usaba el tuiter.

Dice Mario tan cándidamente que el fugitivo seguramente está sorprendido por lo de los pinchazos, pero fue él quien pidió y seguramente todavía tiene en su haber la máquina pinchadora, porque a confesión de parte, relevo de pruebas: en gobierno amenazó a los socios de un diario local que tenía un dossier de cada uno de ellos.

Mario sabe que si no lo sabía, alguien se lo decía al oído, porque los allegados al poder lo que más disfrutan es en el lleva y trae y el bochinche, sobre todo para perjudicar a terceros.  ¿O es que no se acuerda por qué fue que Martinelli fue removido del cargo de Director del Seguro Social?  Mencionar la ciudad hospitalaria y los Minsa Capsi, la primera construida al lado de una cantera de un socio y sin accesos para los usuarios y con materiales inadecuados, y los segundos, levantados con tecnología de punta en sitios donde no hay ni luz ni agua muestran la verdadera cara de los gánsteres que nos gobernaron: contratos a toda costa y si son llave en mano mejor, para que los que siguen se jodan.

No querido Mario, la historia no lo absolverá y gracias a Dios no eres abogado porque seguramente estarías en el ejército de leguleyos que lo defienden, a cuál más cuestionado que el otro.  No fue un soñador, fue el más corrupto de los corruptos y eso la historia lo probará.

*El querido amigo Mario Rognoni murió en octubre 2016 a la temprana edad de 73 años

 

 

 

MÁS DE LA FERIA DE GUADALAJARA

Mariela Sagel, Facetas, 6 de diciembre de 2015

Nuevos escritores y obras, nuevos horizontes para quienes no agotan su curiosidad

Mayra Santos Febres desveló los misterios del tango en su presentación.

 

La 29va. Feria Internacional del Libro de Guadalajara llega hoy a su fin, esperando romper la barrera de 1 millón de asistentes y con el Reino Unido como invitado, que a pesar de no contar con un ‘stand’ vistoso o aparatoso, fue un convidado de lujo. ‘Babelia’, el suplemento cultural de El País , publicó en su portada una adaptación de la célebre foto de los Beatles cruzando un paso cebra y el título ‘All you need is books’, haciendo referencia a la canción del cuarteto ‘All you need is love’.

Lo más interesante de esta feria es cómo al lado de los más famosos escritores se sientan los menos conocidos, dándosele al intelecto más valor que a la simple comercialización, que es la tónica que prevalece en la nuestra. Esa diferenciación es responsabilidad de la organización y de esa manera se orienta y se influencia al público.

Enrique Villa Mata, español, ganador del Premio a las lenguas romances

MIS DESCUBRIMIENTOS

Me encanta descubrir nuevos escritores porque no me va alcanzar la vida para leer todo lo que quisiera, y por eso disfruté mucho la charla de Enrique Vila-Matas con el director de contenidos de Conaculta, alrededor de Qué leer antes de morir , que destiló erudición sin estridencias, donde el catalán que mereció el Premio de Lenguas Romances de este año, se refirió a los clásicos de la literatura con tanta naturalidad y conocimiento como la cosa más común. Esta colección la impulsa el instituto cultural estatal de México y reúne los clásicos del mundo (franceses, ingleses, rusos y otras nacionalidades), junto a los hispanohablantes (España, Argentina, Chile, Colombia, etc.) y un tercer apartado que son los clásicos de México, que son un montón, cada uno más interesante que el otro.

De Guatemala estuvo David Unger, un autor que escribe en inglés y vive en New York, pero que siempre narra temas de su país y que presentó la novela El Manipulador. Es la recreación del sonado caso Rosenberg en un extraordinario thriller donde abundan las luchas de poder, traiciones, lealtades insobornables, corrupción, historias de amor imposibles y un sinnúmero de pasiones humanas entretejidas. Ese caso, ocurrido en 2009, involucró al entonces presidente Álvaro Colom y su secretario privado y fue tan complicada la resolución de ese crimen que hoy día todavía existe la duda si fue el presidente de entonces el autor intelectual, tal como lo señaló el asesinado en un video póstumo que se volvió viral en You Tube.

Libro de David Unger, El Manipulador

De Puerto Rico presentó una novela la conocida poeta y cuentista Mayra Santos-Febres, titulada La amante de Gardel , que combina las creencias que siempre hemos tenido sobre el cantor de tangos o Zorzal Criollo, como se le conoce, las dudas que han existido sobre dónde nació o de dónde salió, y la autora hace un canto a la música, la sexualidad, las prácticas curativas ancestrales y todo esto unido en una prosa que entona la pasión que une a dos vidas totalmente dispares, reitera que el corazón tiene motivos que la razón no entiende y rescata los azarosos designios del destino, que nadie sabe dónde van a aterrizar.

Mayra Santos-Febres hizo una presentación magnífica de su libro, donde explicó cómo investigó sobre la vida de Gardel en los barrios de Buenos Aires y Montevideo, los misterios del tango que ella alega es como hacer el amor con ropa y la defensa del erotismo y la sexualidad como las manifestaciones más naturales de los seres humanos. La autora, en conversación que sostuve con ella, es defensora de un feminismo hereje, en lo que coincidimos totalmente.

El premio Tusquets recayó este año en Alberto Barrera Tyszka, venezolano que vive en su país, periodista y guionista, con su novela Patria o muerte. El jurado que le otorgó el premio valoró la valentía de contar sin contemplaciones la realidad venezolana, así como el ‘absorbente ritmo narrativo’ a la hora de reflejar ‘las angustias y complicaciones de unas vidas condicionadas por la histeria y las tensiones de un país pendiente de un líder carismático’. Son viñetas de la vida de los venezolanos en los meses antes de la muerte de Hugo Chávez, unidas por el fino hilo de un conocedor del tema ya que es el autor de la primera biografía documentada del ex presidente de Venezuela: Hugo Chávez sin uniforme, una historia personal , publicado en 2005, en colaboración con la periodista Cristina Marcano.

No es el primer premio que gana Barrera Tyszka, ya había obtenido otro igualmente prestigioso como el Herralde, en 2006. El escritor es columnista y colaborador de El País , Letras Libres , Etiqueta Negra y Gatopardo , entre otras publicaciones, además de guionista de telenovelas tanto venezolanas como colombianas.

La feria estuvo este año saturada de eventos importantes, homenajes y conferencias. Ya no pude ver y escuchar a Leonardo Padura, a Guadalupe Loaeza, a Francisco Martín Moreno o a Elena Poniatowska y muchos otros que presentaron sus libros o condujeron coloquios posteriores a mi fecha de regreso. Hubo un espacio muy concurrido y debatido sobre periodismo y literatura, donde estuvo Elenita, la octogenaria princesa polaca, y también un periodista mexicano que me deslumbró por su elocuencia y humor, Jorge Fabricio Hernández. Todos los años descubro nuevos autores y se abren nuevos horizontes que no se agotan mientras uno tenga curiosidad e interés por la cultura y su divulgación como la mejor forma de hacer crecer a un pueblo.

UNA FERIA CON VARIOS MATICES

Mariela Sagel, La Estrella de Panamá, 30 de noviembre de 2015

Salman Rushdie, a quien corresponde la inauguración de esta feria que tiene de país invitado al Reino Unido

Me encuentro en la versión #29 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, la más importante de habla hispana y donde este año se aspira a llegar al millón de asistentes. El país invitado es el Reino Unido y hay un verdadero despliegue de actividades en torno a sus autores, a los incansables mexicanos y a los de muchos países. En esta feria se ha incluido un encuentro internacional de lenguas indígenas en que participará nuestro compatriota guna Arysteides Turpana.

Una queja recurrente que surge cada vez que se celebra la feria del libro de Panamá es que se abandona l a intelectualidad y se da paso a lo comercial. Esta feria, donde se vende de todo y se puede escuchar de todo, no es diferente, lo que la distingue es que su divulgación, peso y protagonismo están enfocados en los intelectuales, los grandes y famosos escritores y en un atractivo muy potente que es la literatura infantil y juvenil.

Por parte del Reino Unido ha venido a inaugurar la feria Salman Rushdie, el escritor indio-británico que ha vivido sus últimos años bajo la amenaza de muerte por la ira que causaron sus Versos Satánicos en Irán. El presidente Peña Nieto ni se acerca por aquí, desde que en campaña confundió los nombres de dos escritores famosos, endilgándole a uno el libro del otro.

Ha sido muy interesante escuchar al alcalde de Guadalajara, la segunda Ciudad de México, que salió por una candidatura independiente, rendir cuenta de sus primeros cien días, ante un lugar lleno. Tenía una propuesta concreta y un plan de trabajo y una visión de la ciudad que administra.

De igual interés han sido las mesas sobre las candidaturas independientes y la de las mujeres candidatas, siendo México un país tan machista.

Seguiré en esta ruta de las letras porque la cultura no es ponerlo en una palabra muerta, sino hacerla a diario, como se vive aquí en la capital de Jalisco.

FERIA A RITMO DE MARIACHIS

Mariela Sagel, La Estrella de Panamá, Facetas, 25 de noviembre de 2015

Con Reino Unido como país invitado, la FIL de Guadalajara inicia hoy su vigésimo novena versión, con autores de la talla de Salman Rushdie

El escritor español Antonio Muñoz Molina
Antonio Muñoz Molina

El día de ayer, como es tradicional, se le entregó el premio FIL de Literatura en Lenguas Romances al español Enrique Vila-Matas, quien durante toda la semana tendrá una agotadora jornada, presentando libros propios y ajenos: Una compilación de Conaculta, el instituto de cultura mexicano, titulado “Qué leer antes de morir”, en compañía de la escritora y ensayista mexicana Margo Glantz, y su libro “Marienbad eléctrico” , aparte de formar parte de otros paneles. Vila-Matas es catalán y ha tenido una rutilante carrera literaria, haciéndose merecedor de varios premios. Intenso, contestatario y excéntrico, este ensayista y narrador es inagotable y tal como dice el escritor y crítico argentino Ricardo Piglia, ‘el conjunto de sus novelas puede ser leído como una obra única en la que se narra –desde distintos ángulos– la historia imaginaria de la literatura contemporánea…’

LOS INFALTABLES HOMENAJES

Ayer también se le rindió un merecido homenaje al escritor Fernando del Paso, quien durante la feria también presentará un nuevo libro, por sus 80 años y su reciente premio Cervantes 2015, considerado el Nobel Español. Del Paso es el autor de “Noticias del Imperio” y “Palinuro de México“, y durante esta feria presentará “Amo y señor de mis palabras” .

El escritor colombiano Fernando Vallejo

De igual forma se le concederá a Elena Poniatowska, la princesa polaca más chingona, como le dicen en México, un doctorado Honoris Causa por la Universidad de Guadalajara, y el sábado 5 de diciembre la octogenaria autora presentará “Dos veces única” , su más reciente novela sobre la vida de Guadalupe Marín, esposa de Diego Rivera, que fue testigo y parte indispensable de algunas de las vidas que dieron forma al arte mexicano del siglo XX.

Los que murieron durante este año van a recibir su merecido agradecimiento, como Juan Manuel Lara Bosh, Carmen Balcells y Julio Scherer García. Lara Bosch dirigió el Grupo Editorial Planeta y apoyó no solo a los escritores de ese sello sino la vigencia del Premio que lleva ese nombre. Balcells fue la mítica editora catalana que lanzó al estrellato a los escritores del ‘boom’, como García Márquez, Vargas Llosa, Isabel Allende y otros, y Julio Scherer fue un periodista y escritor mexicano, director del periódico Excélsior y fundador del Semanario Proceso , de los más importantes que ha dado este país y en el que participará el martes en su homenaje la periodista Carmen Aristegui.

LOS LIBROS QUE SE PRESENTARÁN

La FIL es el escenario para presentar miles de libros, y entre los que tengo en lista están los últimos del ex colombiano Fernando Vallejo (¡Llegaron!, presentado ayer), los de los mexicanos Ángeles Mastretta ( El viento de las horas ), Sofía Segovia ( El murmullo de las abejas , que ya se presentó en Panamá), Jorge Volpi ( Las Elegidas ), Francisco Martín Moreno ( México Engañado ), Guadalupe Loaeza ( La Mariscala ), Federico Reyes Heroles ( Orfandad, en agenda hoy, conducido por Gonzalo Celorio ) y Juan Manuel Zunzunegui ( Locura y razón ), entre muchos otros. El argentino Federcio Andahazi presentará su bien lograda obra Los Amantes bajo el Danubio , el nicaragüense Sergio Ramírez su última obra Sara , y la chilena Carla Guenfelbein, ganadora del Premio Alfaguara, estará con la novela premiada Contigo en la distancia. Leonardo Padura, cubano, Premio Princesa de Asturias 2015 conversará sobre su más reciente libro, Aquello estaba deseando ocurrir y María Dueñas, española, lo hará con La Templanza , que fue presentada en nuestra feria en agosto y lo hará junto a Jorge Zepeda Patterson, Premio Planeta 2014, que también vino a conducir esa mágica presentación aquí.

Portada de La Templanza, de María Dueñas

Uno de los ‘rock stars’ de la feria es Antonio Muñoz Molina, el académico de la lengua que nació en Úbeda, el pueblo andaluz de donde es oriundo Joaquín Sabina, que además de presentar su último libro Como la sombra que se va , conducirá hoy la charla ‘Lectura y Ciudadanía’ y mañana participará de la conferencia ‘Algunas divagaciones sobre el oficio de la novela”. Muñoz Molina no solamente ha ganado el Premio Planeta, también el Príncipe de Asturias y el Premio Nacional de Literatura en dos ocasiones. Entre él y Salman Rushdie, que presentará su más reciente obra “2 años, 8 meses y 28 noches” el martes, tendremos mucha materia para devorar.

ESCENARIO POLÍTICO

La FIL será escenario para muchas ponencias sobre temas políticos; ayer se llevó a cabo una mesa sobre “La ruta de las candidaturas independientes” en la que participó Jorge Castañeda, intelectual y ex canciller mexicano; hoy estará la ex candidata presidencial Josefina Vásquez Mota con ‘Una lección para todas‘; el martes ‘El despido: caso Aristegui‘ y el jueves el esperado volumen ‘La casa blanca de Peña Nieto’. De igual forma, habrá un Encuentro Internacional de Escritores en Lenguas Indígenas, Artes en la Voces de las Culturas Vivas, donde participa Arysteides Turpana, nuestro autor guna, y los imprescindibles ejercicios de revisión que hacen los mexicanos de su propia tragedia, conducido por Héctor Aguilar Camín bajo el título ‘Lo que sentimos y resentimos de la nación’.

El chino-blanco, como se le llama al periodista estadounidense Jon Lee Anderson, presentó ayer su obra revisada Che Guevara: Una vida revolucionaria y Jean François Boyer, el periodista francés a quien queremos mucho en Panamá, estará presentando su novela Lagrimas de volcán .

HOMENAJE A LOS BRITÁNICOS

En la feria estarán presentes sendos escritores ingleses y se estará debatiendo sobre La mirada inglesa sobre México, para Letras Libres, por el intelectual y escritor Enrique Krauze, y ayer, en la inauguración del Pabellón del país invitado, Hernán Lara Zavala dirigió una reconfortante velada con Philippa Gregory, la reina de las novelas históricas, autora de exitosas novelas en torno a la dinastía Tudor. Serán muchas las jornadas de esta inigualable feria que cada día suma más asistentes, alcanzando casi el millón de personas, y la presencia desde las más importantes y hasta las más pequeñas casas editoriales.

En torno a este tema se celebrará un foro de Editores y Profesionales del Libro y no podría faltar una celebración importante: Un libro del 50 aniversario del Mariachi Nuevo Tecalitlán, Una historia digna de contar , cuyo texto presentará hoy su autora, Laura Castro.