Localizada en la ciudad antigua de Cartagena, este restaurante ofrece un ambiente y una comida unica.


Me llamo la atencion el centro de mesa – tres cocos sobre una servilleta y tambien el Pargo servido con platanos maduros fritos y colorados en cima de una hoja de Bijao – como si fuese una hoja de platano.

Los postres tambien estuvieron deliciosos.